Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

De música (y músicos) barroca y cine

Hace unos días, colgué un post de muestra de uno de los múltiples géneros musicales con los que disfruto. Me tengo por persona abierta y mis gustos musicales abarcan desde la música antigua hasta el heavy metal. El próximo concierto al que asistiré va, no obstante, de mods y será con Paul Weller como protagonista. Escucho un determinado tipo de música según el momento, el momento "temporal" o el momento "vital". Mientras fumo en pipa, me tomo una buena cerveza o una copa de un buen brandy, momentos en los que uno debe "tomarse su tiempo" e ir con calma, degustando el buen tabaco o la buena bebida con deleite, si conviene, cierro los ojos o apago la luz, y me acompaño de una música relajante, calmada, sea jazz, blues o música clásica, barroca sobre todo. Estos son para mí los acompañantes musicales ideales en esos momentos.

Pues bien, hace unos días, como decía, colgué un post con un fragmento musical de la ópera (tragedia en música) Alceste, de Jean-Baptiste Lully, el músico emblemático del Grand Siècle francés, el compositor de cámara de Luis XIV y casi... hasta su amante. Una película reciente, dentro de la creciente moda dentro del cine francés, de recordar cinematográfica y musicalmente el esplendoroso pasado es Le roi danse, que refleja un poco aquellos años (segunda mitad del siglo XVII). La película narra un poco aquellos años y da una visión peculiar, posiblemente no muy lejana de la realidad, de la relación que sostuvieron el rey Luis XIV y su músico favorito.

Jean-Baptiste Lully o Giovanni-Batista Lulli, era italiano de nacimiento, concretamente de Florencia, pero, como suele pasar en muchos casos, cuando un artista se hace grande "no predica en su tierra" sino en otras y si esas tierras además son francesas, el nuevo país acaba nacionalizando de facto, al sujeto.

No puedo evitar explicar un breve resumen de su vida, su música es para mí, una de mis preferidas dentro de lo que sería "música antigua". Sucintamente diré que prácticamente fue él el que inventó la ópera fuera de Italia (las primeras óperas son las italianas de Monteverdi (Orfeo en 1606 quizás la más célebre) pero fue sobre todo conocido por el poder de su música: vitalidad en los movimientos rápidos y profundidad emocional en los movimientos lentos. Trabajó no sólo óperas sino ballets de court, música incidental para obras de Molière (como también haría Marc-Antoine Charpentier) y también, sobre todo en los últimos años, música religiosa. Creó un nuevo género musical (en su época, por supuesto), el llamado comédie-ballet, que combinaba teatro, comedia y ballet. Para una muestra, os sugiero ver la película que os he mencionado.

En cuanto a su vida, el tipo nació en 1632, dentro de una familia humilde sin tradición musical de ninguna clase. Aün así aprendió guitarra y violín y en 1646, descubierto por el Duque de Guisa fue llevado a Francia donde entró al servicio de la nobleza francesa, donde acabó de cultivar sus talentos musicales. Desde allí, en una carrera musical ascendente, llegaría a ser director de música de Luis XIV y la ópera de Paris, para ser finalmente nombrado maestro de música de la familia real.

Tal y como indica la Wikipedia pero como también muestra sin ambigüedades ni recato de ninguna clase Le roi danse, Lully fue un notorio bisexual y muy libertino, lo que no le impidió casarse y tener 10 hijos. En la cúspide de su carrera, sus asuntos amorosos con mujeres y hombres llevaron a repetidos escándalos a la corte de los cuales siempre salió bien parado debido a su "amistad" con Luis XIV.

Si intensa fue su vida, su muerte fue más bien anecdótica. En 1687, Lully, con 54 años estaba dirigiendo un Te Deum de acción de gracias por la reciente recuperación de su rey de una enfermedad que había padecido. Era costumbre dirigir con bastón, no con batuta y el golpe de bastón en el suelo servía para marcar el ritmo a los músicos. La vehemencia de su dirección y la mala fortuna sirvió para que en una de las acometidas, se golpeara un dedo de su pie, lo que le creó un absceso. La herida se gangrenó lo que le llevó a la muerte 2 meses después.

En su lecho de muerte, Lully escibió: Bisogna morire, peccatore (Es tiempo de morir, pecador).

 
 
 
 

Publicar un comentario 4 volutas:

藤原 弓美 dijo...

Lo que aprende una por aquí...

1:28 p. m.

Pipero dijo...

Lo siento: tuve un fin de semana "cultural"...

1:44 p. m.

藤原 弓美 dijo...

¿Lo sientes? Retira eso ipso-facto!

2:28 p. m.

Pipero dijo...

JEJE.... vale, vale!, es que viendo las recientes protestas del "punky" de mi blog, no quisiera ser un "plasta"...
;-)

3:49 p. m.

Publicar un comentario