Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Munich o las diferencias entre buenos y malos

Fui a ver Munich, ayer. Munich, la última película de Spieldberg. Es sorprendente este tipo, combina pelis absolutamente comerciales y con estética y mensaje tremendamente defensores de lo occidental (por no decir directamente de los yanquis), pelis en que es fácil identificar "los buenos" y distinguirlos de "los malos", con otras pelis más de autor que reflejan un pensamiento mucho más "humano", en una concepción en la que somos "todo matices".

Munich habla de la masacre que la organización "Septiembre Negro" cometió durante este mes del año 1972 sobre un grupo de atletas israelíes, pero casi, sólo de pasada. Realmente se centra en lo que aconteció después, cómo todo un estado, supuestamente de derecho, se preocupó de "remover cielo y tierra", organizando y enviando un grupo de agentes del Mossad (operación "Cólera Divina"), para exterminar 11 palestinos que supuestamente habían estado implicados en la matanza.

Partiendo de ese hecho, la película podría haberse convertido en una peli simplemente de acción, una peli tipo far-west en la que el pistolero bueno, al que generalmente han matado a la mujer e hijo, va en la búsqueda de los asesinos, para cumplir su justa venganza (y, en cierta forma, si para mí gusto hay algo criticable es que Spieldberg ha abusado un poco de las escenas de acción con un punto de escenas demasiado explícitas), pero no es así. Efectivamente, no es así, a medida que la trama discurre se muestra un progresivo descenso a los infiernos de todos los protagonistas, con un panorama en que matan, cada vez más cruelmente, incluso a inocentes, que, paralelamente, las organizaciones palestinas, substituyen a "su muerto" por otro palestino aún más "motivado" que el anterior y que, paralelamente a todo ésto, el mundo lejos de mejorar con la eliminación fisica de unos "criminales", exhibe cada vez más secuestros, atentados, incursiones del ejército israelí en campos de refugiados, etc, etc... Los agentes del Mossad, creíblemente interpretados por Eric Banna (Hulk y Troya), Ciáran Hinds (la televisiva Roma), Matthieu Kassovitz (Amélie), Daniel Craig (el nuevo James Bond) y Geoffrey Rush (el Sastre de Panamá), pasarán de creer ciegamente en lo que han de ejecutar a expresar cada vez más dudas, a sentirse "sucios", a entender al enemigo o a desconfiar de sus "amigos" o del mismo país al que supuestamente sirven, ¿y total para qué?. El protagonista (Eric Banna) al final llega incluso a preguntarse si eran o no auténticos criminales, aquellos a los que eliminó... y a sospechar que su propio país intenta eliminarle a él "por inconveniente".

Paradójica esta visión final: el mismísimo Spieldberg ha pasado de héroe del estado de Israel, después de su revisión del Holocausto en La lista de Schindler, a traidor con su Munich.

PD: A modo de colofón, recomiendo la lectura de este artículo (en abierto) de El País. Habla uno de los agentes supervivientes de aquellos hechos.

 
 
 
 

Publicar un comentario 10 volutas:

Isthar dijo...

Como voy a verla esta semana, lo leeré y te comentaré entonces.

De lo mejor que he visto últimamente: "Crash"

10:27 p. m.

Pipero dijo...

Gracias Isthar, sí, me la han recomendado también. Tengo pendiente "Memorias de una Geisha" y "Brockeback Mountain"...

Veremos

10:34 p. m.

Kruger dijo...

hmm, de alguna manera suena a clichè, (en el sentido que toca las fibras u orígenes judios de spieldberg reflejados en muchas de sus películas, ya sea de buena o mala manera) aunque no creo que alcance el climax de Schindler´s list.
De todas maneras pienso verla, aunque no creo que sea ahora, en el cine.

11:10 p. m.

Pipero dijo...

Sí, kruger, tanto Spieldberg como Woody Allen, judíos ellos, no dudan en tratar sus orígenes de diferentes formas. Pienso que son "temas recurrentes" y no clichés. Sí sería un cliché el hecho de que hubiera planteado claramente separada la frontera entre los buenos y los malos, algo que evidentemente ha hecho en "la guerra de los mundos", pero no es el caso en Munich. Te diría más, siendo como es judío americano que ostenta tal condición, le honra que al menos, ni que sea tímidamente, plantee que algunos miembros de su pueblo, pueden estar equivodados en su proceder.

11:18 p. m.

Burbuja dijo...

Tengo ganas de verla. Si tu la recomiendas, pues estará bien. He leído por ahí que es la mejor película que ha hecho.
Besos.

12:24 p. m.

Pipero dijo...

Sí, burbuja, recomendable si te preocupa la actualidad mundial. Aviso que hay escenas explícitas en la línea de "Salvar al soldado Ryan"...

Besos.

1:18 p. m.

Lunarroja dijo...

Es mi próxima cita con el cine, seguro. Esa y Crash.

Memorias de una Geisha y Brockeback Mountain ya ocuparon mi pasado fin de semana.
(Al revés que tú, Pipero).

Creo que, en líneas generales, son 4 buenas elecciones.

9:26 p. m.

Pipero dijo...

Y qué tal?...

Pienso que puede ser de lo mejor que hay por ahora en los cines, no?

10:03 p. m.

Jordi Soler dijo...

¿Leíste el artículo sobre este film que escribió Robert Fisk en La Vanguardia? La mejor crítica que he leído al respecto, sin duda.

2:31 p. m.

Pipero dijo...

No, y desgraciadamente no se puede acceder por completo, al ser texto reservado a subscriptores.

5:19 p. m.

Publicar un comentario