Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Madres de otra manera o ¿hemos de seguir pensando en el "reloj biológico"?

"Quiero que los óvulos sean de mi hermana." La mujer, que llega con su marido a un centro de fertilidad, lo hace con decisión inquebrantable. Como muchas que hoy desean lo mismo, no quiere dar su nombre a la Revista y, mucho menos, sacarse una foto. La maternidad está transitando un nuevo camino, que todavía provoca sentimientos contradictorios.

Antes, ese camino era llano. Y se abría en dos: una pareja fértil podía concebir a sus hijos o adoptar. Ahora, el terreno está lleno de cánulas, microscopios y pendientes resbaladizas. A los 47 años, la actriz Sharon Stone tuvo a su segundo hijo (el primero lo adoptó) gracias a un útero subrogado. Las posibilidades actuales para alcanzar la maternidad parecen inagotables: ¿el útero está lesionado o muy mayor? Alquile un vientre para implantar su embrión, como lo hizo Sharon Stone. ¿Aún no encontró al amor de su vida, pero desea ser madre? Entonces, vaya a un banco de semen y coteje estatura, color de piel, pelo, ojos y extracción racial del candidato. ¿El hombre de la pareja no produce suficientes espermatozoides? Contra eso, hoy la técnica penetra al fondo de la anatomía masculina y es capaz de extraerle el único gameto necesario para concebir. La nueva película está llena de soluciones para quienes desean hijos y no logran fabricarlos espontáneamente. La edad, el estado civil, la opción sexual ya no son límite o, al menos, los límites tradicionales parecen haberse extendido.

Más, aquí.

Interesantes cartoons sobre el tema, aquí.

Lo dicho, si se desea tener hijos, partiendo de la "forma natural", las opciones, incluyendo la adopción, son muchas. El "reloj biológico" femenino o masculino ya no son factores tan limitantes como lo fueron en otras épocas. En ese sentido, las relaciones humanas, las relaciones de pareja pueden ser más auténticas y menos dirigidas a "cumplir" socialmente ("¿qué pasará si con tantos años no me he casado y he tenido tantos hijos?... ¿qué dirán de mí?"). ¿Qué opináis del tema?.

 
 
 
 

Publicar un comentario 4 volutas:

Lunarroja dijo...

Pues que hasta ahora no me había preocupado del famoso reloj biológico. Pero es cierto que para las mujeres existe.

Yo tengo 34 años y aunque no es algo que me plantee hoy por hoy, quisiera ser madre algún día... Y el tiempo pasa...
Por otra parte, y a pesar de todos los cambios que se van produciendo en la sociedad y los avances médicos y científicos, luego resulta que el ginecólogo te dice que a partir de los 35 se considera un embarazo de riesgo. ¿En qué quedamos?

No sé, es un tema difícil. Y el tiempo pasa tan rápido...

10:03 p. m.

Yorka dijo...

Tengo 43 años y no soy madre. Mi opinión es que creo que si nos planteamos ser madres (o padres), el reloj biológico es sólo un aspecto a tener en cuenta. En los tiempos que corren (y siempre han corrido), antes de pensar en hacer nido hay que plantearse si nuestro hijo va a tener un ambiente sano, equilibrado y adulto y por supuesto sin carencias. Si alguno de estos factores falla, por qué seguir adelante? Los hijos han de venir en el momento oportuno. Afortunadamente y como bien dices Pipero, hoy en día hay muy variadas alternativas para tener un hijo propio (de tus genes), o adoptado. Si lo que pretendemos es CUMPLIR con la sociedad o con uno mismo como persona, lo esencial es que nos responsabilicemos realmente del ser que vamos a traer/adoptar y le preparemos para un mundo duro y difícil (seamos realistas). Pensar sólamente en el reloj biológico creo que es puro egoísmo.

6:16 p. m.

Isthar dijo...

A mi me parece que lo importante siempre ha sido que ese hijo fuera deseado y que las personas encargadas de cuidarlo lo quisieran y pudieran proporcionarle lo básico incluído, el cariño. Partiendo de ahí poco me importa que se tenga a los 30 que a los 40, que se usen unos métodos u otros. Para mi lo principal es el niño/a.

6:19 p. m.

Pipero dijo...

No es sólo un tema de riesgo, sino que también es un tema de fertilidad y fecundidad (que no es lo mismo) y éso afecta tanto a mujeres como a hombres. Los riesgos???, mira, claro que los hay pero siempre ha habido mujeres que han tenido hijos pasados los 35 y siempre los habrá. Lo importante es que la matriz esté bien para acoger un feto en desarrollo.

Totalmente de acuerdo, Yorka. Los hijos no tienen porque ser biológicos, es más, yo diría que la definición de "padre" no es tanto biológica sino algo así como "guía"...

Idem, Isthar.... Creo que es lo importante. El problema es que hoy en día vuelven las obsesiones por el reloj biológico y con este post quería sondear opiniones.

Gracias a todas.

7:05 p. m.

Publicar un comentario