Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Singing in the Rain... again

Me viene a cuento después del baile de Gene Kelly en Singin' in the Rain (1952) que colgué ayer. Una de esas rarezas de Hollywood, el Hollywood Revue de 1929, en la larga y extraña historia de los films nominados como mejor película para los Óscar, ninguna tan extraña como la de este film. Esencialmente se trata de un show de variedades, con anfitriones como Jack Benny y Conrad Nagel, a través del cual, la Metro Goldwyn Mayer pretendía mostrar al mundo que sus estrellas podían brillar después del advenimiento del cine sonoro.

Algunas de estas estrellas lo hicieron, otras no. Por ejemplo, se supone que este film fue el que eliminó de la pantalla al galán del mudo, John Gilbert, dado que las audiencias, como dice la leyenda, se dieron cuenta de que su voz era "poco masculina". Hoy en día, al revisar la escena en el balcón entre Romeo y Julieta en la que actúa con Norma Shearer, está claro que él poseía una voz enteramente "normal" aunque sin duda que no era ni un bajo ni un barítono. Otras estrellas que tampoco sobrevivieron la transición al sonoro fueron las estrellas del vaudeville Charles King, Karl Dane del dúo Dane y Arthur y Gwen Lee. Este es uno de los aspectos más fascinantes del film: presenta una foto fija de Hollywood sintiendo con ansiedad que no se encuentra todavía en un territorio familiar...

Texto traducido de ésta interesante página. He de decir que a mí me interesan mucho los clásicos cinematográficos y he podido irme construyendo una buena colección, pero, francamente, ya me gustaría a mí, conocer tanto de historia del cine como la persona que ha redactado el texto original. Todo este "rollo" me sirve para ilustrar el video que sigue, que forma parte del film del que estamos hablando, que presenta todas las estrellas de Hollywood y que tiene una canción muy particular...

... de fondo

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Pipero dijo...

Personalmente, prefiero mil veces la otra versión, pero no se puede negar que ésta es curiosa.

11:28 p. m.

Publicar un comentario