Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Dos ucronías y una conmemoración

Ayer me trajeron el pedido del Círculo de Lectores. Como es habitual últimamente, no sé cuando podré leérmelo, pues estoy muy liado con el trabajo, el máster, intentando olvidar a M.K., haciendo la web del pipa club y la mía propia, aunque esto último, quizás sea de las cosas que más me relajan de momento.

El pedido en cuestión, es "La conjura contra América", un best-seller de un autor americano, Philip Roth, del cual hasta la fecha no había leído nada pero parece que es un escritos de prestigio, dado que entre los premios que ha recibido está el Pulitzer, que es de los pocos premios literarios que soy capaz de recordar, yo, chico de ciencias.

El libro, novela en este caso, consiste una ucronía, que es el término que según el diccionario de la RAE define a toda "Reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder". En este caso, la ucronía, al menos por lo que sugieren las solapas del libro, se refiere a lo que pasó en Estados Unidos y en el mundo, a partir del momento que Charles Lindbergh, el conocido aviador que a la edad de 25 años, fuera el primer hombre en atravesar el Atlántico en un vuelo sin escalas con el monoplaza Spirit of St. Louis, se convirtió en el 33 presidente de los Estados Unidos. Este hecho, no se olvide el detalle de que es una ucronía, ocurrió en el verano de 1940 y el derrotado fue, ni más ni menos que el candidato demócrata, Franklin Delano Roosevent. Se da la circunstancia de que Charles A. Lindbergh, antijudío declarado, había recibido varios honores de la Alemania nazi incluídos la Cruz del Servicio del Águila Alemana, de manos del mismísimo Hermann Göering concedida a extranjeros por servicios prestados al Reich, y ascendía a la presidencia del país más poderoso del mundo, con el horizonte de parecerse al tercer Reich. Sugerente, ¿verdad?... Ya os diré cómo va.

Me ha traído a la mente otra ucronía, una novela, premio Planeta de 1976, del periodista Jesús Torbado y que empezaba así:

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército faccioso, han alcanzado las tropas republicanas sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.

Madrid, 1 de abril de 1939. Manuel Azaña, Presidente de la República."

Este parafraseo del último parte de guerra del ejército faccioso constituye el argumento de la novela "En el día de Hoy".

Este tema de las ucronías plantea muchas cuestiones si el hecho "ucronizado" se presenta de forma verosímil (De paso, recomiento esta interesante web). ¿Qué hubiera pasado si Lindbergh realmente hubiera ganado las elecciones en EEUU en el 40?, ¿Qué hubiera pasado en España, si la guerra civil la hubiera ganado la República?.

Por otra parte, hoy se conmemora el 30 aniversario del fusilamiento de 6 miembros del FRAP, como último acto del dictador antes de "irse al otro barrio" ? y, de hecho, pronto será el 30 aniversario de esa muerte y de la restauración de la Monarquía. Y volvemos a la pregunta: ¿Qué hubiera pasado en España, si la guerra civil la hubiera ganado la República?.

 
 
 
 

Publicar un comentario 2 volutas:

Noesmivida dijo...

tengo que reconocer que NPI de lo que era una ucronía ... me gusta el palabro y me alegro que lo de Lindberh presidente sea eso, una ucronía.

Un saludo

pd: a mí tb me llegó ayer el pedido del Círculo :-), en mi caso "Para amantes y ladrones" de Pedro Zarraluki, que esperará ahí, en su plastiquito hasta que le toque el turno.

7:50 p. m.

Pipero dijo...

Afortunadamente no es más que eso, pero a veces la imaginación trabaja y te puedes plantear qué hubiera pasado si...

PD: Me pasa lo mismo...JEJE

Saludos.

11:08 p. m.

Publicar un comentario