Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Mi vida - 2 (con permiso de Groucho Marx)

Amables lectores, seguimos con un nuevo episodio de las andanzas de Pipero, ese simpático personaje que pasa ratitos (y se está volviendo un poco adicto) con ésto de los blogs. Pasamos al traumático capítulo de mi vida romántico-sentimental. Ahorraré detalles puntillosos pues creo que en mi vida se me están reproduciendo esquemas una y otra vez en este plano.

"- Está loca por mí. ¡Qué mujer no lo está! Yo sé que va usted a preguntarme cuál es mi secreto... ¡Voto al diablo que sois osado! El secreto es no darles a entender que se las quiere. No ir nunca tras ellas. Que ellas vayan detrás de ti. Hay que avivar el cariño del amor con el abanico de la indiferencia."
(Los Hermanos Marx en el Oeste - 1940)

Esta escena es la viva imagen de lo que me ha ocurrido en los últimos tiempos, al menos al principio, al final, el "abanico de la indiferencia" espero que ayude a fomentarla en la otra parte (la parte contratante de la segunda parte).

"Groucho: Imagine que es usted una famosa actriz, que conoce a alguien y se casa. ¿Estaría dispuesta a dejar su profesión de estrella para ser ama de casa y madre?
Concursante: Si tienes los pies en el suelo se pueden combinar las dos cosas. Es lo que me gustaría hacer.
Groucho: Bueno... si mantiene los pies en el suelo, nunca será madre...
(Carcajadas del público y largo silencio sonriente de Groucho...)
Groucho: A esto lo llaman desperdiciar negativo"

(Programa de TV "You Bet Your Life")

"Groucho: ¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio?
Concursante: Amo a mi marido.
Groucho: A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca."

(Programa de TV "You Bet Your Life")


La primera cita no da una idea exacta de mi última experiencia dado que yo era quien esperaba que élla "tuviera los pies en el suelo" (no en sentido literal, por supuesto) pero el "reloj biológico" (una filosofía bastante ubicua) imponía no tenerlos, lo cual lleva a la segunda frase (y no digo más).

"¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?"

Viene al caso y diría que aunque los hombres tenemos fama de "salidos" a veces nos superan algunas féminas. Pero claro, ¿para qué negarlo?

"- No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual."

"- ¿Que esta mujer me prepara una encerrona?... ¡¡Oh!!, ¡que me encierren con ella!... ¡no podría ocurrirme nada mejor!"

(Un Día en las Carreras - 1937)

"- ¡Hola chicas! Uhmmm, ya veo que no sólo tienen curvas las botellas... ¡Lulubelle! No te conocía viéndote de pie..."
(Los Hermanos Marx en el Oeste - 1940)

"- Lulubelle, vayamos a algún sitio donde podamos estar solos. ¡Vaya, no parece haber nadie sobre este diván! "
(Los Hermanos Marx en el Oeste - 1940)


El problema viene cuando pasan los primeros tiempos animosos y te das cuenta real de con quien estás, cómo se plantea la relación contigo y el futuro que espera:

"- Recordad que estamos luchando por el honor de esa mujer, lo que probablemente es más de lo que ella hizo nunca por sí misma."
(Una Noche en la Ópera - 1935)


Y es que en una relación se aprende mucho de los demás y también de uno mismo. Ves cosas que te gustan y cosas que no tanto y ves problemas... problemas superables por uno/a mismo/a y problemas superables con el otro... y problemas insuperables que pueden acabar con la relación. La falta de autoestima en un miembro de la pareja, los complejos, celos, la dependencia emocional exagerada, son temas que pueden ahogar una relación y acabar con ella. La frase de Groucho ilustra una parte de ése problema.

En cualquier caso, espero no acabar como Groucho:

"Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio."

Otro día, ¡más!

 
 
 
 

Publicar un comentario 4 volutas:

Noelia dijo...

Que buen texto! me gusto la historia, besos

6:01 p. m.

Pipero dijo...

Gracias Noelia. Otros para tí!

Pipero

7:40 p. m.

Isthar dijo...

Nadie dijo que las relaciones (de cualquier tipo) fueran fáciles, y menos las de pareja. Lo cierto es que vamos aprendiendo a medida que vamos cometiendo errores y los van cometiendo con nosotros.

Y si no es fácil sacar a flote una relación cuando uno de los dos cojea en un ámbito que afecta a ambos, aún se hace más difícil cuando los caminos hacia los que evoluciona cada miembro es diferente del otro.

A veces el amor no puede con todo, en ocasiones, por desgracia, se ha de seguir adelante solo. Como siempre he dicho, la única eternidad del amor es la que llevamos dentro, pero ya llegará ocasión de compartirla, de eso puedes estar seguro :)


Me encanta tu sentido del humor, de verdad :)

10:42 p. m.

Pipero dijo...

Gracias Isthar, estoy de acuerdo contigo, aunque no es deseable, los humanos cometemos errores, y muchos, pero hemos de extraer el lado positivo, e incluso el lado humorístico (es muy saludable reírnos de nosotros mismos). Sí, ciertamente, en ocasiones hay que seguir adelante solos. Es más, te diré una cosa, creo que es un gran acto sino de "amor", como mínimo de honestidad personal, el dejar "correr una relación", cuando ya lo has intentado todo, por supuesto. Lo contrario, seguir a disgusto es letal para la pareja y para los individuos que la forman.
Lo dicho, mañana toca crítica músico-festiva.

1:25 a. m.

Publicar un comentario