Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Angustia

Angustias, así como "angor", "angina", provienen de una misma raíz griega o latina, y significan constricción, sofocación, estrechez u opresión, y se refieren indudablemente a la sensación de opresión precordial y epigástrica con desasosiego que la caracteriza. La angustia es una manifestación emocional caracterizada por un temor a lo desconocido o a lo amenazante. Este temor se contrapone al miedo, que es un temor a algo concreto y definido (objeto o situación). Según su origen, la angustia puede presentarse de diferentes maneras. Existe una angustia que puede ser considerada normal, pues aparece frente a diversos estímulos estresantes, que implican una amenaza real e imponen un desafío. Si, por el contrario , la valoración de una amenaza es errónea o distorsionada o el estímulo es imaginario, se genera una angustia que tiende a persistir, transformándose en anormal o patológica. Es decir que, la angustia normal se basa en preocupaciones presentes o del futuro inmediato y desaparece al resolver los problemas. La angustia patológica, antes llamada neurótica, es demedida y persistente, planeando un futuro incierto o amenazante y va restringiendo la autonomía y desarrollo personal de quien la sufre.

Tomado de aquí.

 
 
 
 

Publicar un comentario 6 volutas:

menina dijo...

Está claro, lo mío es una angustia y ansiedad normal. Ya no voy al médico, gracias. Menos mal.
Un beso

7:31 p. m.

Lunarroja dijo...

Angustioso... ¿esoy mal, doctor Pipero?

12:44 a. m.

Burbuja dijo...

Cuando estés angustiado, relájate leyendo un buen libro y fumando en pipa.
Besos

7:52 p. m.

Beth dijo...

uhmmmm, ya sabe maese pipero, Korsakov y mis velas, un buen baño.... y la angustia se escurre por el desagüe cuando quito el tapón. Sugerencia:Cambiese Korsakov por pipa y a ver qué tal?

Cuídese mucho que se le aprecia...

Besos

6:54 p. m.

Gacela dijo...

Y lo difícil que es convivir con ella cuando se instala contigo... ains!

11:04 p. m.

Pipero dijo...

Nunca me había pasado... hasta el otro día. No sé, no hablo de una angustia existencial, si se me ha entendido así, hablo de algo físico, de opresión, de palpitaciones, de sudoración, de un pánico irracional, de una sensación de que estás perdiendo el control.
Me autoimpuse estar dos días rebajando al mínimo mi actividad y parece que me estoy recuperando.
Gracias por vuestra visita y las sugerencias.

3:03 p. m.

Publicar un comentario