Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Schwarzenegger deniega clemencia a un preso de 75 años condenado a muerte

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, ha rechazado otorgar clemencia a un condenado a muerte de 75 años que está en silla de ruedas, casi ciego y ha sufrido un infarto en la prisión de San Quintín. Clarence Ray Allen debe recibir una inyección letal el próximo martes, tras ser condenado en 1982 por ordenar el asesinato de tres personas mientras cumplía una condena a cadena perpetua por otro homicidio.
Más, aquí.

Esto me recuerda otra noticia, relativamente reciente:

Schwarzenegger ya no tiene estadio

La ciudad natal de Arnold Schwarzenegger ha removido el nombre del famoso actor y ahora gobernador de California del estadio de fútbol local.

Graz, en Austria, deberá renombrar su estadio debido a una disputa con su ciudadano más famoso.

Schwarzenegger ordenó el retiro de su nombre luego que la municipalidad de Graz votara por repudiarlo luego de que el ahora gobernador estadounidense se negara a perdonar a un condenado a muerte.

Más, aquí.

Dejando de lado lo repudiable de la actitud de Schwarzenegger parece evidente que la "sensibilidad" hacia este tema es muy diferente a un lado u otro del Atlántico. Algunos datos:

  • En el año 2004 se ejecutó en Estados Unidos a 59 presos, con lo que al concluir el año se elevaba a 944 la cifra total de presos ejecutados desde que en 1977 se reanudó la pena de muerte.
  • El 1 de enero de 2005 había más de 3.500 presos condenados a muerte.
  • Actualmente, 38 de los 50 estados de Estados Unidos mantienen en su legislación la pena de muerte. La legislación federal civil y militar también contempla la pena de muerte.
Fuente: Amnistía Internacional.

Por otra parte, una encuesta de Gallup realizada en Octubre del 2003 reveló que el apoyo general a la pena de muerte en Estados Unidos había disminuido a su nivel más bajo en 25 años, aún así, un 64% de americanos están a favor de la pena de muerte y 32% en contra. Otra encuesta Gallup (Mayo 2003) reveló que cuando a los encuestados se les da la opinión de cadena perpetua sin libertad condicional como sentencia alternativa, el porcentaje a favor de la pena de muerte baja a 53%.

Fuente: Deathpenalty.org.

No sé si es esperanzador o aún está lejos de parecerlo, pero mientras en un país como Estados Unidos, sea "popular" presentarse a unas elecciones, promocionando (o no estando en contra) de la pena de muerte, mal vamos.

 
 
 
 

Publicar un comentario 4 volutas:

Fuego Negro dijo...

quizas la suerte haga que el rio no deje pasar hacia abajo esas telarañas...no me sorprende,es mas,me parece logico el desenlace....alguien podria esperar algo distinto de un politico y para colmo yanki...otra demostracion de que los politicos son una CLASE que camina en paralelo a nosotros solo cuando le conviene...

exelente material

9:05 a. m.

Pipero dijo...

Bueno, fuego negro, el caso es que Schwarzenegger es austríaco de nacimiento, por tanto europeo. Cabría pensar que su "sensibilidad" hacia este tema sería diferente, pero el caso es que los años habituado a la cultura y política estadounidense o quizás, incluso un afán por ser "más papista que el papa" y en este caso, defender lo indefendible con tal de progresar en su carrera política.

11:30 a. m.

Beth dijo...

En fin.... siempre que leo algo con contenidos similares a su post (chapó Pipero conste en acta), me hago la misma pregunta:

- Si se condena a muerte a alguien por matar a otra persona... no se convierte a la par en asesino el que ordena o dictamina dicha ejecución?A qué jugamos a ser "Dios" con derecho a decidir sobre la vida o muerte de una persona?
Simplemente, no me entra en la cabeza... quizás es que soy demasiado obtusa, qui lo sa

7:11 p. m.

Pipero dijo...

En mi opinión, por supuesto, beth, pero claro, supongo que todo proviene de la vieja ley del "Talión": "Ojo por ojo y diente por diente"... y así la humanidad un día acabará ciega... y desdentada.
Besos.

9:00 p. m.

Publicar un comentario