Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

El 'gen propietario' español

Brillante "artículo del día" el publicado por Antón Costas en el "Periódico" de hoy domingo.

Entresaco los siguientes textos:

"En situaciones de elevada inflación, los tipos de interés reales de los créditos hipotecarios (tipo de interés que figura en el contrato menos la inflación) acostumbran a ser negativos. Lo racional entonces es endeudarse para comprar y no el alquiler. Y más cuando las hipotecas son a tipo fijo. En estas condiciones el valor real de la cuota mensual a pagar disminuye tanto más rápidamente cuanto más elevada es la inflación. Lo más inteligente entonces es endeudarse para comprar, evitando el alquiler.

En los últimos años la inflación se ha reducido. Pero los tipos de interés lo han hecho de forma más acusada. El resultado final ha sido el mismo: los tipos reales han sido negativos o cercanos a cero. Si a ello sumamos la fuerte expectativa de revalorización esperada de la vivienda, lo racional sigue siendo endeudarse para convertirse en propietario. Y no sólo para comprar la vivienda principal, sino también para comprar segundas residencias y viviendas como activos especulativos. Dado que más del 80% de las familias tienen su vivienda principal libre de cargas, tiene que haber mucha hipoteca en segundas residencias. Eso es lo que explica el fuerte endeudamiento de los últimos años."

(...)

"LO QUE ES racional en una época puede dejar de serlo y convertirse en una patología peligrosa. La historia del ciclo económico de la vivienda en España desde los años 60 es ilustrativa: cuando el petróleo sube, los tipos de interés se elevan y aparece un problema de déficit en la balanza comercial. Entonces la demanda disminuye y los precios reales de la vivienda caen. La última vez que ocurrió fue en 1991, con la primera guerra del Golfo. El precio real de las viviendas bajó alrededor de un 25% entre 1992 y 1997. Pero parece que lo hemos olvidado.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis de la vivienda están comenzando a cabalgar de nuevo. El petróleo se encarece de forma duradera. Los tipos de interés han comenzado a subir. El déficit comercial es enorme. Y el cuarto elemento de riesgo adicional ahora es que todas las hipotecas son a tipo variable: la cuota mensual aumentará a medida que aumenten los tipos. Sólo si la inflación aumentara más se podría evitar ese efecto. Pero posiblemente el remedio sería peor que la enfermedad.

El problema puede ser importante especialmente para los que están endeudados por la compra de su vivienda principal. Aún están a tiempo de protegerse. De hecho, algunas instituciones financieras comienzan a ofertar cambio de hipotecas a tipo fijo o mixto. Vale la pena tenerlo en cuenta."

Post, siguiendo el hilo del de hace unos días.

 
 
 
 

Publicar un comentario 3 volutas:

Pipero dijo...

Oportuno, desde luego.

9:37 p. m.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo completamente,mi perspectiva es que nos dirigimos en los proximos años/deacadas a un entorno de inflaccion extrema,en esta circunstancia lo mejor es endeudarse para adquirir activos tangibles,sea oro,petroleo o inmuebles como bien indicas.Lo peor permanecer en liquidez viendo como el dinero pierde valor y se devalua progresivamente por mucho que circule en especulacion.

8:49 p. m.

Publicar un comentario