Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

La "salsa rosa del misterio"

Todas las cadenas de televisión tienen que tener sus programas de telebasura y Cuatro no podía ser menos. Si cabe, Cuatro, parece un poco más original que las otras pues ha apostado por una suerte de "salsa rosa del misterio" pues, a mi entender, no cabe llamar de otra forma al programa que perpetra Iker Jiménez y su troupe, y que parece que desde ayer verá aún más multiplicada su presencia mediática con "especiales".

Ayer hizo uno de esos "especiales" que duró, ni más ni menos que tres horitas, y todo para "vestir" el estreno de "la película del año" para algunos, para mí, que no he leído el libro, presiento que será sobre todo un despilfarro, sobre todo por la idea que me he ido fraguando sobre él. Pero volviendo al tema, supongo que Cuatro, con su especial de ayer, sobre el estreno de "El Código da Vinci" inaugura un nuevo concepto de programas-basura, a saber, los programas de telebasura promocionales de algo que podría ser controvertido, disfrazados con una aureola de debate sobre los contenidos del libro-película en cuestión.

En efecto, dada la "importancia" del tema, el programa estaba constituído como un remedo del mítico programa de la televisión, "La clave", dirigido por José Luis Balbín, es decir, debate entre dos posturas frente a los contenidos de una película, pero con la diferencia que, al no exhibir la película en el programa, los espectadores se tenían que conformar con un documental de producción extranjera, a la mayor gloria de Dan Brown.

¿Debate?, hay debate si hay dos posiciones, si ambas tienen las mismas posibilidades de defensa, si el presentador-moderador no toma partido... Frente a éso nos encontramos con dos posiciones que no tienen las mismas oportunidades de defenderse, que una de ellas está formada por absolutos crédulos que no han tomado el libro como mero divertimento (por mal escrito que esté) si no que se creen a pies juntillas todas las inexactitudes o evidentes mentiras que dicen e incluso llegan a sugerir que es un libro feminista (!!), que la otra está formada por sacerdotes, básicamente, con menor turno de respuesta y por ningún escéptico no vinculado a la Iglesia; finalmente está el mismo Iker Jiménez, erigido como juez-que-toma-parte, queriendo aparentar que es justo, ecuánime, incluso escéptico, pero que a la vez presenta todo con una suerte de fascinación que demuestra que se cree lo que dice el libro (o tiene que creérselo para poder él mismo explotar el filón).

En fin!, penoso!... un debate sesgado a favor de Dan Brown para vestir un documental a la mayor gloria del mismo en el día de estreno de "la película del año" y pasado en horario de "prime-time". No he leído el libro pero pensaba ir a a ver la película, más que nada para tener aún más argumentos, pero creo que después de ver el programa de ayer, mejor me voy a la playa.

Lo para mí más penoso de todo ésto es que me veo obligado a dar la razón a las posiciones de la Iglesia que en toda esta historia demuestran adoptar la postura más racional.

Acabo con mi particular homenaje a Friker a través de Buenafuente, por supuesto.

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Vigi dijo...

Que buen blog, magnífico!!!

4:34 p. m.

Publicar un comentario