Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

¿Máster del Universo?

En tres semanas (más o menos) espero poder librarme de una "losa" que ha estado aplastando todo mi ser desde hace más o menos cuatro años. Se trata de un máster que en buena - o mala hora, según veamos- se me ocurrió ponerme a estudiar. Creo que alguna vez he hecho mención al tema en este blog. No, no es un MBA ni historias similares, todavía no me interesa tanto el tema económico como para pasarme cuatro años de mi vida enfrascado en él. Y tampoco quisiera mencionarlo "en antena" pues hay pocos como éste en España. Pues bien, cuatro años, más que nada porque con treintaitantos casi cuarenta tacos, uno no puede dedicar ni el tiempo del que disponía cuando tenía veintipocos, ni tiene la forma física de aquellos (maravillosos?) años. En estos cuatro años han pasado un montón de cosas en mi vida, de hecho, casi me da la impresión que el día 23 (ó 24, que aún no está claro cual de los dos días será) que "pasará por mi mente la película de mis últimos cuatro años de vida" y no sé si podré resistirla... De este máster puede decirse que aprendí lo académico el primer año. Los últimos tres se han dedicado a un trabajo de tesis que me ha costado Dios y paciencia, mucha paciencia, mía y de los míos, poder acabar. En cualquier caso he aprendido mucho, aunque no sé si más a nivel profesional o personal. A partir de ahora, no puede decirse que en lo que me quede de vida no vaya a apuntarme a estudiar muchas cosas más pero, ¡¡ nunca más estudiaré algo que me ocupe tan largo espacio de tiempo!!, ¡¡Lo prometo!!, ¡¡¡ Porque cuatro años son cuatro años!!!. En cualquier caso, brindo conmigo mismo y espero celebrarlo por todo lo alto el día 23 (ó 24)....

 
 
 
 

Publicar un comentario 2 volutas:

Miguel dijo...

Me alegra saber que por fin acabas el master del universo. Esto se merece una cita epica, como la de John Bunyan que dice asi “Aun cuando haya pasado por todo lo que pasé, no me arrepiento de los problemas en que me metí, porque fueron ellos los que me condujeron hasta donde desee llegar. Ahora, todo lo que tengo es esta espada, y la entrego a cualquiera que desee seguir su peregrinación. Llevo conmigo las marcas y las cicatrices de los combates, ella son testimonio de lo que viví, y recompensas de lo que conquisté".

11:16 a. m.

Pipero dijo...

Gracias miquel, muchas gracias por tu amable comentario y en particular por la cita...

Molt ben trobada!!

1:18 p. m.

Publicar un comentario