Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Piki

Hace unos meses llegó a una ventana de la casa de mis padres. No sabemos si se escapó de alguna casa o vino del campo, pero lo cierto es que el animal no estaba "muy fino". Las patas no muy bien y ácaros. Hace poco la llevamos al veterinario por todos estos problemas. Ahora empieza a recuperarse. Según el veterinario es macho y aunque nunca lo hubiera dicho, parece ser que no es un jilguero "puro" sino que tiene algo de cruce con canario, con lo cual parece claro que probablemente se escapó de alguna casa. Tiene cuatro años (no se pregunte cómo lo sabe el veterinario, para eso lo es), y, desde luego, aparte de cantar bien, es increíblemente expresivo como puede verse por sus movimientos de cola, la subida de la cresta y el mirar a todos los lados...



A todo esto las patas siguen mal. A ver si "Piki" se recupera...

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Yorka dijo...

Ojalá, pobre animalillo !!!
La verdad es que contemplarlo es un goce para los sentidos. La pena es que debería estar en libertad pero una vez enjaulado no sería una buena decisión dejarlo libre. Se moriría. Cuídalo mucho y quiérelo mucho también. Creo que la gratificación para ambos está asegurada.

12:43 a. m.

Publicar un comentario