Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Tengo unos amigos

... que a veces no me entienden. Todo hay que decirlo a algunos no los entiendo yo, ni aunque mil años viviera...

Con algunos es posible "hablar en serio", con otros sólo a veces.

Algunos son empáticos (se ponen ni que sea un poco "en tu piel"), a otros les cuesta, a otros ni en broma.

Algunos se ofrecen para ayudarme cuando tengo alguna necesidad o problema y lo hacen "de corazón", otros "con la boca pequeña", otros ni una cosa ni otra.

Algunos son más maduros que su edad, otros "están en la misma" y un tercer grupo o no han salido de la adolescencia o les cuesta (y a veces, ni se dan cuenta).

Algunos te aportan a nivel de conocimiento, otros poco, otros no sólo no te aportan sino que además huyen de todo lo que sea conocimiento.

No siempre son los mismos, hay "combinaciones" de estas virtudes/defectos, y es sobre todo por eso porque los considero amigos, porque siempre, incluso habiendo elementos que no me gustan, existen elementos positivos que aprecio y que me aportan algo como persona. Hasta aquí, nada que creo sea diferente de lo que cualquiera nos pudiéramos encontrar e incluso yo puedo ser un poco todas estas cosa para ellos, pero haré una excepción, pues habiendo todo tipo de posibilidades lo que es cierto es que cada vez tiendo más a seleccionar aquellos que más veces siento que me entienden (y viceversa) sin despreciar a los otros, aquellos con los que no tienes que hablar demasiado para que sepan por dónde vas o qué es lo que te preocupa y te pueden dar un poco de apoyo, porque, claro, uno no es masoca... y si ha de estar con un amigo como si estuviera con un cliente (casi a la defensiva)... ¡MAL PLAN!

 
 
 
 

Publicar un comentario 3 volutas:

rave dijo...

Puede uno tener muchos conocidos, compañeros de trabajo, vecinos... pero amigos de verdad hay muy pocos y son aquellos que nunca te disgustan, con los que puedes hablar tranquilamente aunque no tengas la misma opinión.
Eso sí, hay que saber de qué hablar con cada gente: a mí me pasa que con cada grupo de amigos tengo temas "preferidos" y me siento igualmente cómodo en cada uno de los ambientes.
Otra cosa sería mezclar ambientes...

12:35 p. m.

Andrómeda dijo...

Totalmente de acuerdo con ambos.

Amigos son aquellas personas con las que nos sentimos a gusto.Aquellas con las que hemos compartido momentos alegres pero sobre todo con las que recíprocamente sentimos que somos y son personas en quienes podemos confiar. Que nos dirán aunque nos sepa mal, lo que no hacemos bien.Si tenemos una mancha en el labio o un agujero en el pantalón. Aquellos que nos prestaran su hombro para que lloremos y que a pesar de habernos avisado, no nos reprocharan nuestra decisión y posterior caída. Simplemente con ojos comprensivos y una sonrisa, nos tenderán la mano para que nos levantemos y nos ayudarán a seguir adelante.
Y de ésos no hay muchos.Lástima que en ocasiones no nos demos cuenta que son un tesoro!!

3:06 p. m.

Pipero dijo...

Rave, totalmente de acuerdo, es lo que intento practicar. Con el tiempo clasifico mis amigos sobre todo por ese tema: qué puedo hablar con cada uno de ellos para sentirme cómodo y ellos conmigo.

Andrómeda: lo que dices es el perfecto remate de lo que debes/puedes esperar de un amigo/a. Aún te conozco poco pero creo que serías sin duda una gran amiga. Un abrazo!

4:21 p. m.

Publicar un comentario