Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Inquietante artículo de Rosend Domènech

"La ola de antipapismo que se ha levantado en el islam radical alimenta las teorías de los neoconservadores (neocon) norteamericanos más ortodoxos, que vaticinaron un inevitable "choque de civilizaciones" entre el Islam y Occidente. Se están frotando las manos también los llamados theocon (creyentes conservadores), definidos como ateos devotos, hijos de los nuevos conservadores. Según ellos, las religiones son portadoras de valores que pueden ser útiles a la política, por lo que deben ser protegidas y utilizadas para defender a Occidente...

Antes de ser papa, Joseph Ratzinger participó en un simposio de la revista First Things, vinculada a los theocon. Cuando fue elegido, Michael Novak, analista del American Enterprise Institut, cercano a la Casa Blanca y al Vaticano, declaró, como si hubiese participado en el cónclave: "Ratzinger es la mente más lúcida que teníamos a disposición". En otra ocasión, dijo que "la enfermedad que aflige a la Iglesia católica se llama relativismo". Es la misma cuestión que Ratzinger expuso tras la muerte de Karol Wojtyla, el papa Juan Pablo II, con una crudeza que sorprendió a muchos, por lo que se pensó que compartía las ideas de los theocon...

...lo que fue solo una cita sobre la necesidad de que las religiones se unan frente al agnosticismo actual, se transformó en otra cosa. La expresión sobre el "choque inevitable" de civilizaciones es el título de un libro de Samuel Huntington, uno de los teóricos del neocon. Leo Strauss, fundador de esa escuela, concretó que frente al choque era necesario "comprometerse en la defensa militante de Occidente" y que EEUU debía asumir "la cruzada para la democracia"."

Más, aquí.

No queriendo pensar en que realmente haya una intencionalidad en las palabras de Ratzinger, sino que ha sido "colaborador" involuntaria con la estrategia neo o theocon, lo que sí que es cierto es que ha cometido una gran imprudencia que esperemos, después de su mea culpa de hoy, no vaya a más. En cualquier caso me quedo con el lucido artículo de opinión de Pilar Rahola y las siguientes palabras que constituyen una "recomendación de estilo" a seguir:

"Sea como sea, Ratzinger podría haber partido de la propia culpa cristiana para aterrizar en la inequívoca culpa islámica, y podría haber usado textos históricos menos antipáticos como ejemplo"

Aún así:

"... pero nada de lo dicho justifica la violencia callejera y tabernaria que están generando sus palabras. El tema no es lo que ha dicho Ratzinger, sobre todo porque, matices aparte, lo suyo es de un sentido común inapelable. El tema es la falta absoluta de cultura democrática que ahoga al islam y que nos ahoga a todos."

Más, acá.

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Anónimo dijo...

este artículo es una maravilla. Preciso, valiente e inteligente. No lo conocía. Gracias

2:51 p. m.

Publicar un comentario