Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Los Borgia

Pertenece a ese tipo de películas que sólo puedes ir a ver si tienes un mínimo interés, una mínima curiosidad en el tema, de lo contrario, es aconsejable pasar de ir a verla pues es una película de larga duración (2 h y 20 minutos largos) que explica una historia de tramas complejas en un siglo XV, muy alejado - en muchos sentidos- de nuestros cánones de comportamiento actual. Si no te interesa nada de eso, mejor no vayas, porque te aburrirás de mala manera y acabarás diciendo cosas que más valdría no decir como "a mí no me interesa la historia", "a mí no me interesa la cultura".

Hecho este preámbulo diré que esta película, coproducción hispanoitaliana, que implica a Antena 3 (comienza a ser habitual la implicación de cadenas privadas de TV en nuevos estrenos de cine), es para mí una película de notable factura, pese a adolecer de los medios técnicos y humanos de los que usa, y abusa, el cine yanqui. La película, explica una historia de una época convulsa, la de finales del siglo XV y principios del XVI, una época de descubrimientos geográficos, de creación de imperios, de auge de la cultura, del arte, la ciencia, y de poder, muchos poder, y busca de todos los medios habidos y por haber por conseguirlo (y mantenerlo). "Los Borgia" es la historia de una familia de origen valenciano que no sólo tuvo un gran poder durante varias de esas décadas tan importantes, sino que promovió las artes y la cultura de una forma sólo comparable al mecenazgo de los Médicis, pero también usó de todos los medios para mantener ese poder. Maquiavelo se basó en el modo de actuar de uno de los miembros de esta familia, Cesare, para redactar su "Príncipe".

La película es "redonda" en cuanto a guión, en cuanto a ambientación y también en cuanto escenarios, tanto los naturales como los palazzos italianos que aparecen en la película tanto en exteriores como en interiores. El montaje es el adecuado para mantener el hilo y no hacerse farragosa, pese a la cantidad de tramas que se explicitan en esas 2 horas largas. El trabajo actoral es correcto, pero destacaría al veterano Lluís Homar, que hace del patriarca de la familia Borgia, Rodrigo, papa Alejandro VI, prototipo de los papas simoníacos, de los papas ansiosos por el poder, el sexo y sin grandes escrúpulos para favorecer a los múltiples hijos que tuvo con sus múltiples amantes... era otra época, y en esa época hay que ponerlo en contexto.

La recomiendo sin ninguna duda, para mí de los dos estrenos españoles del otoño, sin duda diré que prefiero a esta película que a la de Alatriste, sin desmerecer a esta última, eso sí.

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Anónimo dijo...

Mas sobre Maquiavelo y otros estrategas similares en

http://www.personal.able.es/cm.perez/

1:26 p. m.

Publicar un comentario