Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

¿Qué pasa con algunos tiranos...

... que sólo acaba juzgándoles la Historia (y según ellos, Dios)? Viendo la imagen de abajo, me da la impresión que "por más muerto que esté el perro, la rabia sigue"...

De todas maneras, celebro ver que si este hijo de puta se ha salvado de que la Justicia Humana le alcanzara, quizás haya otros que no tengan su suerte...

Más, aquí.

 
 
 
 

Publicar un comentario 3 volutas:

Fuego Negro dijo...

...coincido con sus deseos...todos los hijos de puta tienen un sequito de dementes que lo siguen,pero hermano,bien sabemos que para la estupidez no hay medida....en momentos como estos es que deseo creer que existe un infierno...la justicia es demasiado lenta para estos tiranos

SALUD Y MAS QUE SUERTE Y MI DESEO QUE NO PERDAMOS JAMAS LA MEMORIA
GRACIAS POR NO PERMITIR QUE EL OLVIDO LES DE DESCANSO

6:13 a. m.

Latakiasito dijo...

Yo no creo en la justicia divina y eso es un poco triste en caso como estye , pero la realidad es que no se como hay Chilenos tan hijos de puta, con perdon para los lectores no a esos cilenos para apoyar segun que causas. no te procupes pues precisamente a asesino de pinochet la historia no lo absolvera.
estoy muy contento de su muerte, lastima no pasara hace más de 30 años.
Una abraçada
Jaume

4:01 p. m.

Pipero dijo...

Apreciado amigo fuego negro, yo también lo deseo pero el problema es que no tenemos la certeza y mientras tanto, tenemos que remitirnos a la justicia humana. Por eso me parece muy loable lo que en su momento intentó Garzón y espero que otros sigan. Los mismos deseos desde España, amigo.

Amigo latakiasito, en momentos tristes como los que le tocó vivir a Chile en el 73, a España en el 36 y a países hermanos de América durante diferentes momentos de la Historia es cuando lamento que las madres de tan "respetables" cabrones no abortaran antes que enviar al mundo a "personajes" como Pinochet, Franco, Stroessner, Videla, etc...

5:02 p. m.

Publicar un comentario