Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Huir hacia adelante o la "táctica del avestruz"

Mucha gente se comporta así, cuando tienen problemas, optan por no enfrentarse a ellos, piensan que el tiempo lo diluye todo y así, también diluirá esas "situaciones" (porque, que reconozcan que tienen problemas puede ser algo también complicado). Están desde aquellos que tienen problemas con jefes o compañeros de trabajo, los que los tienen con amigos, o los que los tienen con la pareja. Que exista el problema no quiere decir que sea culpa del afectado, pero lo que se echa a faltar es que éste haga algo por remediarlo. Como se puede suponer si comento este tema es porque veo a varias personas que aprecio a mi alrededor y que están en este tipo de circunstancias: desde la persona con problemas de relación con sus compañeros de trabajo/jefes que, sintiéndose mal, no hace nada o consiente con que "acabará yéndose", en lugar de abordar el problema con diligencia; la de dos amigos en el que uno le plantea a otro una especie de "regla de estilo" (por decirlo de alguna manera) por la cual, cuando se vayan de viaje juntos, no puede volver a darse una determinada situación que, por lo que fuera, le hizo pasarlo mal en ocasiones anteriores, y el que recibe "el planteamiento", se calla, no dice ni pío, pero le molesta manifiestamente lo que ha escuchado y sigue así... esperando que el tiempo diluya ese "planteamiento" en lugar de, con confianza, hablar con el otro; la de una persona que por una mezcla de presión social y una situación personal grave toma la decisión de abandonar una cierta comodidad a una edad relativamente temprana para hacer vida lejos de su entorno inicial, y acaba encadenando una vida ciertamente "movida" a nivel personal, quizás porque en vez de enfrentarse al grave problema personal, optó por hacer una "huida hacia adelante"...

¿Quien no nos dice que si conseguimos resolver el problema puntual, el problema de base (nuestra aversión al enfrentamiento, que es a veces algo necesario para sobrellevar la vida) nos proporcionará nuevas situaciones dolorosas en el futuro?. ¿Por qué creemos que el tiempo lo cura todo?, ¿por qué no pensamos – más bien- que el tiempo, lo que hace en realidad, es alargar una situación dolorosa y que el tiempo o las molestias que nos pudiera haber causado enfrentarnos a esos problemas, los acabamos multiplicando varias veces?

 
 
 
 

Publicar un comentario 3 volutas:

Pipero dijo...

Con lo anterior no quiero decir que yo mismo no adopte una actitud similar (o la haya adoptado en el pasado), pero me parece que dista mucho de ser la más sana a nivel mental. Enfrentarse a los problemas, discutir con otros, oponer "mis" razones a las de otros, no es malo, siempre y cuando estemos dispuestos a escuchar... y enfrentarse, no quiere decir "violencia".

5:29 p. m.

verde dijo...

Reconocemos nuestros problemas pero no los vemos gran serios hasta que han tocado fondo.
Es muy difícil salir del agujero sin ayuda, aunque nosotros creamos que somos capaces.
Mi agujero fué tan profundo que no supe salir sola, me tuvieron que tirar una cuerda para ascender. Todavía estoy a medio camino.
Un saludo

10:40 p. m.

Pipero dijo...

Totalmente cierto, verde, totalmente cierto, pero en cierta forma, el hecho de permitir que lleguen a tocar fondo, ¿no es una actitud tipo "el tiempo todo lo arregla"?. Y aún así, si dejas que el problema "toque fondo" y en solitario o con ayuda salgas de él, quizás haya otro problema del que sea aún más difícil salir y es la aversión (genérica, no concreta) a la discusión o al enfrentamiento con personas o con situaciones que nos están haciendo daño.

10:51 a. m.

Publicar un comentario