Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

Escribir en los blogs

A veces va a ráfagas, tienes momentos de gran inspiración y muchas ganas en los cuales escribes a un ritmo frenético, tienes momentos de poca o nula inspiración y pocas ganas, en los cuales escribes muy poco si es que escribes, y hay, ¿cómo no?, situaciones intermedias. Esta sería una de ellas. Inspiración no me falta, y ganas tampoco demasiadas, pero sí me falta tiempo.

El hecho de que nos falte tiempo puede tener múltiples causas. En mi caso, una de ellas, es la dedicación al proyecto del blog de mi padre en "Entre armonías de un octogenario". El proyecto es suyo, aunque he de reconocer que en mi caso, dada mi experiencia como blogger le animé a ello. Él siempre había querido dar salida a su afición musical y no encontraba la forma. Se me ocurrió, y junto con mi hermana, le animamos a que lo hiciera creando un blog en que cada post incluyera una música alusiva de composición propia. Pero, alusiva, ¿de qué?. Mi padre tiene 85 años y en su larga vida acumula muchas experiencias vitales, algunas de ellas magníficas, como en cualquier vida, y otras dolorosas, a extremos tremendos. El blog, pues, se montó como especie de "retazos de una vida" aderezados con los interludios musicales del propio narrador. Nosotros -mi hermana y yo- actuamos como "consejo editorial" (por decirlo de alguna manera), y aunque todo es idea de mi padre, le ayudamos y le damos "consejo" sobre qué detalle de su vida y cómo explicarlo. Hasta ahí todo perfecto, no hay problema... ¿O sí? porque esto a nosotros, no protagonistas de la historia narrada, nos obliga a "bucear" y conocer detalles de la vida de mi padre y de su familia, detalles que, como puede pasar en el caso de muchas familias que han vivido hechos luctuosos como la guerra civil, la postguerra, los sufrimientos de enfermedades, hambre, miseria, etc..., al "consejero" le pueden llegar a sorprender (los desconocía en algunos casos) pero también llegar a afectar bastante. Estos días pues, estamos con "Veo el mundo entre volutas" y también con el proyecto de mi padre "Entre armonías de un octogenario" y se da el caso de que estas "armonías" con 18 posts hasta la fecha, están enseñando muchas cosas a este, mi, pero también vuestro blog, con más de 1700 posts. Espero que sean para bien y que ambos blogs se aprovechen de ellos y, de paso, vosotros mismos, amables lectores.

Postdata: Sinceramente, os recomiendo el blog de mi padre. No es porque sea su hijo, pero las historias que explica, con la sencillez y brevedad propias de un blog, no dejan indiferente.

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Beth dijo...

Evidentemente sorprende y hasta duele conocer algunos episodios de la vida de nuestros padres. Piensa al revés, si nuestros padres conocieran algún que otro entresijo de nuestra vida... se quedarían ko seguramente.
Pero es bueno y constructivo, tómalo por el lado positivo!

Recomendable el blog de tu padre?
Es más que eso, es una delicia!!!
Enganchadita me tiene jejejejej

Un abrazo a los tres

10:27 a. m.

Publicar un comentario