Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

"Mi caaaaaasssssaaaaa"

Buscas, durante meses o quizás hasta años, un buen piso donde ir a vivir (o montar "nido" si tienes pareja). Te desesperas, te cuesta lo tuyo encontrar algo decente a un precio justo. Inicialmente te planteas la compra del piso, para lo cual revisas tu presupuesto, lo que podrías dar "de entrada" y el tipo de hipoteca que podrías permitirte. Cuando te das cuenta de que con estos datos lo máximo que puedes encontrar es una "cueva", te hundes más.... Te vuelves a animar y comienzas a pensar en el alquiler. Están también muy altos y los "especuladores" que son muy listos, sacan al mercado de alquiler, ni más ni menos que antiguos locales a los cuales les han quitado "la persiana" y que a duras penas tienen -si es que la tienen- cédula de habitabilidad. Pese a todo, con algo más de paciencia, más tarde o más temprano encuentras algo que consideras justo y que... no está mal!

Empieza el proceso de acondicionarlo.... La pintura, las instalaciones y reparaciones que convengan,... los muebles (de IKEA, de Conforama, de "Els Encants Nous")! Todo ello lo planificas con tiempo e intentas hacerlo con gusto, acondicionar tu "espacio vital" para poder sentirte cómodo y que quien traigas a tu casa, también se sienta. Los electrodomésticos. Como tu presupuesto no es muy alto pero te gusta la calidad, los buscas de ésos que tienen alguna pequeña tara, un golpe de transporte o algo similar, que hacen que, pese a ser aparatos "de marca" y con toda su garantía, te salgan por hasta un 40% menos de lo que representarían en una tienda normal de electrodomésticos. Además, con un poco de suerte, el "golpecillo" ni se vé.

Te apañas para decorar el piso, te apañas para tener siempre la nevera llena, te apañas para dar vida y color al piso (con plantas y/o animales de compañía).... Y después de todo esto,... ¿tu plan de vida de ocio ha de ser salir todos los fines de semana, fiestas de guardar (y no guardar), las vacaciones lo más alejadas posible de aquello que tanto te ha costado montar y, como aquel que dice, "mi casa, ni pisarla"?...

¡REIVINDICO EL DERECHO A SER "CASERO"!

Enlaces patrocinados

alta en buscadores booking system Cartas astrales Echar las cartas con webcam emails de empresas hoteles baratos barcelona mejor seguro medico posicionar en buscadores Tarot telefónico Videncia

 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Lunarroja dijo...

Ay, ¡cómo te gusta estar en casita, eh?!
A mí también me gusta mucho, cada vez lo disfruto más. Y en las épocas en las que más salgo..., más lo echo de menos, claro.

Feliz época casera, Pipero!!!!1

12:47 a. m.

Publicar un comentario