Veo el mundo entre volutas

IconMi reflexión sobre el mundo a diario (o casi). Menos para el público y más para mí mismo.

No sé si entiendo algo (¿nada es lo que parece?)

Vamos a ver, intentaré explicarlo para quien no se haya enterado del tema. También intentaré explicarlo de una forma lo más aséptica posible (en mí es difícil) para que nadie se sienta molesto.

PRIMER ACTO. Yo estaba de vacaciones, a principios de agosto, cuando se empezaron a oír unas noticias sobre un hombre que había defendido a una mujer víctima de una agresión por parte de su pareja, y que éste había recibido una paliza por parte del maltratador. No es la primera vez que he oído/leído noticias similares pues siempre ha habido personas generosas dispuestas a defender a víctimas de algún tipo de abuso, pero, después del "ruido" que se había hecho con una campaña del Ministerio de Igualdad para que los hombres no nos calláramos ante las "agresiones machistas", el hecho adquiría una nueva dimensión.



SEGUNDO ACTO. Poco tiempo después, las cadenas de televisión, atacadas del morbo que parece que es lo único que las mueve, se dedicaron a hurgar en el tema. Primero de los hechos en sí (alguna filmación de la agresión). Segundo, ¿quiénes son los protagonistas?. Básicamente se hablaba del profesor Neira, un profesor universitario que parece que es muy conocido pero del que yo no había oído hablar en mi vida, y del agresor, un tipo llamado Antonio Puerta, de "familia bien" y que parece que lo habían pillado después de "huír" a algún lugar del Levante español. No se hablaba de la "primera víctima" que había motivado todo el lío posterior. Nadie sabía su nombre.

TERCER ACTO. Las cosas empiezan a complicarse. El profesor entra en coma y todos los medios comienzan a hablar de que la fiscalía va a actuar "de oficio" (entre otras cosas porque la mujer "agredida" no presentará cargos por maltrato) y buscará la incriminación de Antonio Puerta... no sólo por maltrato "de género" sino además, no sé si llegaron a decir... por "intento de asesinato", en cualquier caso lo que sí daban a entender es que cuanto peor acabara el profesor Neira, peor era el porvenir del tal Puerta. A todo esto, el Gobierno, comienza a moverse, y supongo que percibe que la ocasión es inmejorable para servir de ejemplo en la campaña de concienciación de los hombres respecto al maltrato a la mujer, decide premiar esta actitud "heroica", con la distinción de la Gran Cruz al Mérito Civil, no sé si tanto como ejemplo, todo hay que decirlo, o más bien, en previsión de un desenlace funesto.

CUARTO ACTO. Más complicaciones. Empieza a parecer que no todo es tan claro como parecía. Por una parte, el "maltratador" podía tener algún tipo de eximente, pues en el momento de los hechos llevaba una buena cantidad de alcohol y de cocaína en su cuerpo, con lo cual se sugiere que podía no estar en plenas facultades y conocimiento de lo que hacía. Por otra parte, se comienza a saber que el profesor Neira, entró en coma, víctima de un error médico y no tanto como consecuencia de la paliza, que a la hora de la verdad, parece ser que fue un puñetazo y un "caer mal". De todas maneras, nada hay en el cambio de actitud de la Fiscalía ni del Gobierno de la Nación.

QUINTO ACTO. Empezamos setiembre. He oído que primero fueron unas declaraciones a Interviú, pero, sobre todo, fue la declaración "estrella" de "la víctima" inicial de Puerta, la que ahora sabemos que se llama Violeta Santander. Esta buena señora, acudió al programa "La Noria" de Tele5 el pasado sábado. Tampoco he visto el programa, pero si es cierto lo que he oído y leído, su intervención vino a ser la de alguien que después, de ser, supuestamente agredida y después de ver cómo alguien que intenta defenderla, acaba como acaba, vino a justificar a su "supuesto agresor" (ya no sé si calificarlo de "agresor") a decir que no le agredió, así como tampoco al profesor Neira. Parece que lo dijo nerviosa, por la presión a que le sometían, pero también firme y hasta desafiante. Parece que por tal intervención, según los propios que la trajeron, Tele5 le pagó 70.000 Euros...

Y suma y sigue... (y lo que durará este asunto)

El resumen después del último acto es que hemos pasado de un loable acto de una persona, un hombre, que defiende a una mujer de ser agredida por un "agresor machista", a que según la propia víctima no existió tal agresión, insinuando que el "héroe" no es tal sino quizás alguien que se metió donde no le llamaban. Después de un ejemplo "tan edificante", como se puede comprender, la "Gran Cruz al Mérito Civil" nos importa tres pitos a cualquiera que nos podamos ver en una tesitura así. Eso no quita que ya que el Gobierno se apresuró a "juzgar sin juicio" y premiar de esta forma el acto del profesor Neira nos diga qué fue exactamente lo que premió (lo que es yo, cada vez lo tengo menos claro) ya que premiar un acto implica invitar a otros a que actúen de la misma forma. Puede pensarse que Violeta Santander es una víctima de maltrato y como tal no es consciente de lo que le ha hecho Antonio Puerta (ni lo que le ha hecho al profesor Neira) pero en el fondo, esta buena señora reitera el mensaje una y otra vez y no ha tenido reparos, ella directamente y "con un representante" de cobrar un pastón por decir lo que ha dicho.

Postdata: Ya hay vídeo en el Youtube de la intervención de Violeta Santander en "La Noria"... Pasmado me quedo!!... y pasmado también del silencio del Gobierno, y del Ministerio de Igualdad en particular.


 
 
 
 

Publicar un comentario 1 volutas:

Joana dijo...

Mujeres como esa son una vergüenza para las que estamos luchando para terminar con los malos tratos.
Las teles?, un asco absoluto!

8:04 p. m.

Publicar un comentario